Mi foto
UPT José Felix Ribas- Núcleo Socopó, Barinas, Venezuela
Ingeniero Civil-ULA Docente Asistente,adscrito al programa nacional de formación Ingenieria en Construcción Civil-Universidad Politécnica Territorial José Felix Ribas

viernes, 24 de julio de 2009

El ingeniero IUTEBISTA y sus compromisos

Social Humanista

1. Conciencia de los problemas nacionales, preocupándose por conocerlos para contribuir con su actividad profesional y humana a la solución de los mismos.

2. Compromiso con la preservación y conservación del medio ambiente y de eliminar al máximo la contaminación, de modo que siempre tengan en mente el equilibrio de los ecosistemas y la promoción de una cultura del medio ambiente.

3. Logro de un desarrollo sustentable, tomando en cuenta lo que se va a dejar en materia de recursos naturales a las nuevas generaciones.
4. Actitud de solidaridad y justicia social, sintiéndose obligado a promover la justa distribución de oportunidades, de poder de decisión y de riqueza, así como, buscar soluciones prácticas y realistas en su trabajo profesional.

La Ingenieria y el Sentido de la Vida.

El universitario próximo a ser profesional debe comprender que su responsabilidad moral y ética será mayor que las del simple ciudadano por la dotación de conocimiento que recibe y ha recibido. Debe mantener en alto su dignidad y desarrollo como estudiante y tener cuidado con las decisiones que toma durante este periodo de su vida.
El universitario ya profesional tiene que estar consciente de que no le es licito encastillarse en su torre de marfil e ignorar las miserias humanas. La moralidad y su función no pueden hoy reducirse a la aureola pasividad del buen ejemplo, sino que tiene la ineludible responsabilidad de la acción.
El cumplimiento cabal de los deberes exige máxima consagración a los fines esenciales de la profesión. Tal consagración es exigida por la justicia social. Un profesional ha de ser un buen especialista, entender los problemas que encierra su profesión. Debe entregarse sin reservas al trabajo que tiene encomendado, por que este será responsable de todas sus acciones que le lleven o no a la mal ejecución de su trabajo

LA ETICA Y LA INGENIERIA CIVIL

Deberes del Ingeniero como Profesional
· Confianza en los valores esenciales del individuo.
· Respeto a los derechos individuales.
· Comprensión amplia de la sociedad y de sus potencialidades.
· Reconocimientos de deberes y responsabilidades.
· Estar al servicio de toda persona respetuosa de su dignidad, no engañar ni engañarse.
· Buen comportamiento.
· El campo de la ingeniería es muy amplio, debe seguir continuamente su superación.
· Tener funciones definidas.
· Principios o deontología Orientadores de sus actividades.
· Conocimiento ,técnicas y actitudes identificables.
· Ejercicio reservado a un personal especialmente preparado.
· Formación a nivel universitario.
· Actitudes profesionales hacia los que reciben los servicios profesionales.
· sentido de servicio y tendencia a ser util y buscar beneficios al grupo social.
· Honradez.
· Honestidad
· Cortesía

miércoles, 6 de mayo de 2009

Introducción a la resistencia de los materiales

Resistencia de materiales.

La resistencia de materiales clásica es una disciplina de la ingeniería mecánica y la ingeniería estructural que estudia los sólidos deformables mediante modelos simplificados. La resistencia de un elemento se define como su capacidad para resistir esfuerzos y fuerzas aplicadas sin romperse, adquirir deformaciones permanentes o deteriorarse de algún modo.
Un modelo de resistencia de materiales establece una relación entre las fuerza aplicadas, también llamadas cargas o acciones, y los esfuerzos y desplazamientos inducidos por ellas. Típicamente las simplificaciones geométricas y las restricciones impuestas sobre el modo de aplicación de las cargas hacen que el campo de deformaciones y tensiones sean sencillos de calcular.
Para el diseño mecánico de elementos con geometrías complicadas la resistencia de materiales suele ser insuficiente y es necesario usar técnicas basadas en la teoría de la elasticidad o la mecánica de sólidos deformables más generales. Esos problemas planteados en términos de tensiones y deformaciones pueden entonces ser resueltos de forma muy aproximada con métodos numéricos como el análisis por elementos finitos.

ENFOQUE DE LA RESISTENCIA DE LOS MATERIALES

La teoría de sólidos deformables requiere generalmente trabajar con tensiones y deformaciones. Estas magnitudes vienen dadas por campos tensoriales definidos sobre dominios tridimensionales que satisfacen complicadas ecuaciones diferenciales. Sin embargo, para ciertas geometrías aproximadamente unidimensionales (vigas, pilares, celosías, arcos, etc.) o bidimensionales (placas y láminas, membranas, etc.) el estudio puede simplificarse y se pueden analizar mediante el cálculo de esfuerzos internos definidos sobre una línea o una superficie en lugar de tensiones definidas sobre un dominio tridimensional. Además las deformaciones pueden determinarse con los esfuerzos internos a través de cierta hipótesis cinemática. En resumen, para esas geometrías todo el estudio puede reducirse al estudio de magnitudes alternativas a deformaciones y tensiones. El esquema teórico de un análisis de resistencia de materiales comprende:
• Hipótesis cinemática establece como serán las deformaciones o el campo de desplazamientos para un determinado tipo de elementos bajo cierto tipo de solicitudes. Para piezas prismáticas las hipótesis más comunes son la hipótesis de Bernouilli-Navier para la flexión y la hipótesis de Saint-Venant para la torsión.
• Ecuación constitutiva que establece una relación entre las deformaciones o desplazamientos deducibles de la hipótesis cinemática y las tensiones asociadas. Estas ecuaciones son casos particulares de las ecuaciones de Lamé-Hooke.
• Ecuaciones de equivalencia, son ecuaciones en forma de integral que relacionan las tensiones con los esfuerzos internos.
• Ecuaciones de equilibrio que relacionan los esfuerzos internos con las fuerzas exteriores.
En las aplicaciones prácticas el análisis es sencillo, se construye un esquema ideal de cálculo formado por elementos unidimensionales o bidimensionales, y se aplican fórmulas preestablecidas en base al tipo de solicitación que presentan los elementos. Más concretamente la resolución práctica de un problema de resistencia de materiales sigue los siguientes pasos:
1. Cálculo de esfuerzos, se plantean las ecuaciones de equilibrio y ecuaciones de compatibilidad que sean necesarias para encontrar los esfuerzos internos en función de las fuerzas aplicadas.
2. Análisis resistente, se calculan las tensiones a partir de los esfuerzos internos. La relación entre tensiones y deformaciones depende del tipo de solicitación y de la hipótesis cinemática asociada: flexión de Bernouilli, flexión de Timoshenko, flexión esviada, tracción, pandeo, torsión de Coulomb, teoría de Collignon para tensiones cortantes, etc.
3. Análisis de rigidez, se calculan los desplazamientos máximos a partir de las fuerzas aplicadas o los esfuerzos internos. Para ello puede recurrirse directamente a la forma de la hipótesis cinemática o bien a la ecuación de la curva elástica, las fórmulas vectoriales de Navier-Bresse o los teoremas de Castigliano.

HIPOTESIS CINEMÁTICA

La hipótesis cinemática es una especificación matemática de los desplazamientos de un sólido deformable que permite calcular las deformaciones en función de un conjunto de parámetros incógnita. El concepto se usa especialmente en el cálculo de elementos lineales (e.g. vigas) y elementos bidimensionales, donde gracias a la hipótesis cinemática se pueden obtener relaciones funcionales más simples. Así pues, gracias a la hipótesis cinemática se pueden relacionar los desplazamientos en cualquier punto del sólido deformable de un dominio tridimensional con los desplazamientos especificados sobre un conjunto unidimensional o bidimensional.

HIPOTESIS CINEMÁTICA PARA ELEMENTOS LINEALES

La resistencia de materiales propone para elementos lineales o prismas mecánicos, como las vigas y pilares, en las que el desplazamiento de cualquier punto se puede calcular a partir de desplazamientos y giros especificados sobre el eje baricéntrico. Eso significa que por ejemplo para calcular una viga en lugar de especificar los desplazamientos de cualquier punto en función de tres coordenadas, podemos expresarlos como función de una sola coordenada sobre el eje baricéntrico, lo cual conduce a sistemas de ecuaciones diferenciales relativamente simples. Existen diversos tipos de hipótesis cinemáticas según el tipo de solicitación de la viga o elemento unidimensional:
• Hipótesis de Navier-Bernouilli, que se usa para elementos lineales alargados sometidos a flexión cuando las deformaciones por cortante resultan pequeñas.
• Hipótesis de Timoshenko, que se usa para los elementos lineales sometidos a flexión en un caso totalmente general ya que no se desprecia la deformación por cortante.
• Hipótesis de Saint-Venant para la extensión, usada en piezas con esfuerzo normal para zonas de la viga alejadas de la zona de aplicación de las cargas.
• Hipótesis de Saint-Venant para la torsión, se usa para piezas prismáticas sometidas a torsión y en piezas con rigidez torsional grande.
• Hipótesis de Coulomb, se usa para piezas prismáticas sometidas a torsión y en piezas con rigidez torsional grande y sección circular o tubular. Esta hipótesis constituye una especialización del caso anterior.
Hipótesis cinemática en elementos superficiales
Para placas y láminas sometidas a flexión se usan dos hipótesis, que se pueden poner en correspondencia con las hipótesis de vigas
• Hipótesis de Love-Kirchhoff
• Hipótesis de Reissner-Mindlin


martes, 21 de abril de 2009

Socialismo y desarrollo desde Adentro.


El Socialismo se concibe como la supremacía del hombre por encima del mercado y del capital, es la construcción de una nueva sociedad en la que el hombre, como centro de la misma, deja de ser el títere del capitalismo y pasa a ser sujeto de su propia transformación. En nuestro Socialismo, la propiedad colectiva de los medios de producción se va creando a partir de la apropiación, por parte de formas comunitarias y cooperativistas de organización, de los activos, de los instrumentos de trabajo y del capital que el Estado, con visión social, responsable y solidaria, aporta a los trabajadores. El Socialismo venezolano surge como consecuencia de la Revolución venezolana que en lo político se expresó en año 1999. En ella, el pueblo venezolano votó soberana y libremente por una Constitución que declara al Estado venezolano como un Estado Democrático y Social, de Derecho y de Justicia. Con esta base constitucional, que da pie para la construcción de una sociedad socialista, se inició la transformación económica que se ha centrado en el modelo de Desarrollo Endógeno. "Desarrollo endógeno es un modelo de desarrollo que busca potenciar las capacidades internas de una región o comunidad local; de modo que puedan ser utilizadas para fortalecer la sociedad y su economía de adentro hacia afuera, para que sea sustentable y sostenible en el tiempo. Es importante señalar que en el desarrollo endógeno el aspecto económico es importante, pero no lo es más que el desarrollo integral del colectivo y del individuo: en el ámbito moral, cultural, social, político, y tecnológico. Esto permite convertir los recursos naturales en productos que se puedan consumir, distribuir y exportar al mundo entero.
En una organización de este tipo existen individuos o recursos humanos idóneos en alguna rama del conocimiento y están dispuestos a poner ese conocimiento al alcance de los otros miembros de la organización, con el propósito de la transferencia tecnológica voluntaria para el crecimiento de todos. Esto redunda en el fortalecimiento, amplitud, integración y desarrollo de las capacidades individuales y en consecuencia la formación natural de equipos multidisciplinarios de trabajo que cooperan para el desarrollo armónico de la organización en un ambiente sistémico, simbiótico y sinérgico."
Por esta razón, Socialismo y Desarrollo Endógeno van de la mano en nuestra Revolución. El Desarrollo Endógeno, como política de estado busca la desconcentración territorial, la soberanía alimentaria y la creación de nuevos patrones de consumo, basados en nuestras realidades culturales y por encima de la transculturización que ha impuesto el capitalismo dividiendo a la sociedad en clases abiertamente enfrentadas entre si. En Venezuela la construcción del Socialismo no ha estado exenta de peligros. Un Golpe de Estado, las amenazas abiertas de magnicidio e intervención estadounidense han sido y son, elementos de presión para que Venezuela no sea un país donde reine la justicia, la paz, el desarrollo económico, el desarrollo de la sociedad y de la tecnología. El proceso de transformación de nuestro pueblo es indetenible e irreversible. Vamos hacia la Venezuela Bonita, la Venezuela mía, tuya, de nuetros hijos, de nuestros nietos, LA VENEZUELA DE TODOS.....................

domingo, 19 de abril de 2009

El modelo productivo Socialista y el IUTEBA

El programa nacional de formación en el área de Construcción Civil esta orientado hacia el desarrollo de infraestructuras con un alto control de calidad en su proceso constructivo, con el fin de lograr un desarrollo integral de la sociedad de nuestro país y de esta manera garantizar el proceso productivo socialista, la soberania alimentaria y la independencia tecnológica con el uso de materiales y sistemas constructivos que no dañen el medio ambiente. La construcción Civil y quienes la practicamos tenemos el gran compromiso de mantener el equilibrio entre los recursos naturales y las demandas continuas de la sociedad en lo que respecta a la construcción de viviendas e infraestructura.
El diseño curricular de nuestra Institución "IUTEBA" esta fundamentado en apoyar de manera efectiva a las comunidades generando para esto diagnosticos de sus necesidades y elaborando proyectos, que den soluciones rapidas a estas. Hemos logrado engranar a través de las salas situacionales de las alcaldías, como por ejemplo la del Municipio Antonio José de Sucre para gestionar los recursos necesarios en la ejecución de los proyectos a las comunidades, recursos que son administrados por los Bancos Comunales.

Los valores y la formación Universitaria.

La formación de valores desde la docencia universitaria.
MSc. Ing. Idalia Irene Isla Vilachá.
Profesora Auxiliar del Area de Estudios sobre Ciencias de la Educación Superior.Universidad de Holguín.Cuba.

No hay dudas de que las perspectivas fundamentales en la enseñanza universitaria en los momentos actuales están basadas en una educación a lo largo de la vida, con equidad y con una garantía de la calidad no sólo en el orden competitivo profesional sino en el de elevación de los valores humanos que le permita a los centros de enseñanza superior la primacía histórica en el desarrollo social de la humanidad.
En este trabajo se aborda la problemática de trabajar por una formación no sólo en el dominio de conocimientos científicos, sino también en el dominio del proceso de generación de nuevos conocimientos, en el desarrollo de habilidades y en la formación de valores. Se analizan las características fundamentales del medio social con la que los profesionales van a enfrentarse y las principales metas que deben ser trazadas por el profesor para formar un profesional íntegro con elevada educación y desarrollo de la personalidad que sea capaz de las respuestas a las necesidades de nuestro entorno.
Problemática en el orden Político-económico y Científico-técnico del entorno actual.
En el entorno político – económico se debe señalar que los graves problemas que afectan a la humanidad están incidiendo notablemente en su desarrollo. Entre estos problemas actuales de la sociedad baste con señalar la globalización, desintegración, desempleo, pobreza, marginación, violencia, guerras, degradación, endeudamiento, exclusión, discriminación, explotación, persecución, hambruna, analfabetismo, intolerancia, degradación del medio ambiente y la polarización del conocimiento.
En el orden Científico Técnico se deben de destacar los avances en el estudio del genoma humano, el desarrollo de Internet, la revolución de la eficacia ecológica y energética, las culturas virtuales, la educación permanente de adulto y las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC). Es una época de explosión tanto del conocimiento como de la información. Los conocimientos envejecen con gran rapidez, por lo que los profesionales deberán estar preparados para la búsqueda constante de los últimos adelantos en su esfera de actuación, con una autopreparación constante a lo largo de la vida, Aprender a aprender. La gran competencia de los productos en el mercado impone constantemente la calidad y la productividad.
Dado el alcance y el ritmo estas transformaciones, la sociedad cada vez tiende más a fundarse en el conocimiento, razón por la que la educación superior y la investigación formen hoy en día parte fundamental del desarrollo cultural, socioeconómico y ecológicamente sostenible de los individuos, las comunidades y las naciones.
La educación está llamada a jugar un papel importante, que estará en dependencia del papel e importancia que la sociedad, el estado y los gobiernos le otorguen a los cambios y transformaciones que son necesarias en el ámbito educativo para elevar la calidad.
Es este motivo el que lleva a la educación superior ha imponerse importantes desafíos, debiendo de emprender grandes transformaciones y renovaciones, de forma que la sociedad contemporánea, que en la actualidad vive una profunda crisis de valores, pueda trascender las consideraciones meramente económicas y asumir dimensiones de moralidad y espiritualidad más arraigadas.
La universidad en un mundo cambiante.
“Como quién quita un manto y se pone otro, es necesario poner de lado la universidad antigua, y alzar la nueva” como escribiera José Martí en el siglo XIX este ha sido y será el mayor reto de nuestras universidades en todos los tiempos, hoy cuando los cambios en las diferentes esferas de la sociedad se hacen más notorios y relevantes, la universidad moderna deberá hacerse abanderada de los nuevos cambios y transformaciones.
En la Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: visión y acción del 9 de octubre de 1998 se plantean las misiones y funciones de la Educación Superior recogidas en 17 artículos en los que se recogen importantes ideas que fundamentan la nueva visión de la Educación en los planos Internacional, Nacional y de las Instituciones.
Es necesario ver a la universidad como la generadora del potencial humano que se necesita para la transformación y desarrollo de la sociedad. La gran demanda y diversificación que se presenta en los momentos actuales en la Enseñanza Superior es debido a la toma de conciencia de la importancia que tiene este tipo de Educación para el desarrollo de la humanidad en las diferentes esferas de la vida, esto hace que las instituciones tengan el gran compromiso de crear programas que estimulen la creatividad y la solución de problemas.
Al respecto en la Comisión Internacional de la Educación para el siglo XXI presidida por Jacques Delors significó que la educación no es solamente aprender a conocer, aprender a hacer o aprender a ser, sino que es también aprender a vivir juntos y a construir la sociedad del futuro.
En los momentos actuales, la naturaleza cambiante del conocimiento y la complejidad que tienen los problemas para ser resueltos, hacen que el concepto de disciplina con el que se habían estado analizando los problemas sea necesario cambiarlos y aparezcan nuevos conceptos como los de interdisciplinariedad, multidisciplinariedad y transdiciplinariedad, que apuntan a una mejor solución de los problemas que están en constante cambio y transformación. Esto requiere de trabajo en equipos, con especialistas de diferentes ramas del saber, capaces de analizar la diversidad de factores relacionados con un problema. Los profesionales deberán estar preparados para trabajar en equipos que les permita desarrollar ideas, debatirlas y tomar las decisiones más acertadas.
Como plantea Yarce en su artículo “calidad total en la educación” una de las formas de afrontar el futuro es implantar la Calidad, donde el servicio debe ser lo más perfecto posible y la entrega de un producto con características de excelencia: La persona formada.
La formación de valores en el contexto universitario.
La educación y formación de valores comienzan sobre la base del ejemplo, pero éstos no se pueden reducir a los buenos ejemplos y el modelo del profesor, por lo que la formación de valores es un proceso gradual, donde es necesario buscar e indagar cuáles valores y por qué vías se deben formar, desarrollar, afianzar y potenciar en diferentes momentos de la vida, según las necesidades que se van presentando en la formación de un profesional.
Como plantea Fernando González Rey en su artículo Los valores y su significación en desarrollo de la persona: “A diferencia de otras formas de información aprendidas, los valores no se fijan por un proceso de comprensión; por lo tanto; no son la expresión directa de un discurso que resulta asimilado, sino el resultado de una experiencia individual, a partir de las situaciones y contradicciones que la persona presenta en el proceso de socialización del que se derivan necesidades que se convierten en valores, a través de las formas individuales en que son asumidas y desarrolladas dentro del propio proceso” . Partiendo de esto la educación en valores debe estar en el contenido del programa de cada disciplina.
Para lograr niveles superiores en la formación integral de los estudiantes a través del desarrollo, con calidad y eficiencia del proceso docente educativo, se hace necesario buscar nuevas vías y métodos que permitan materializar la responsabilidad del profesor de desarrollar las capacidades necesarias para formar un profesional con la capacidad crítica y creativa que requiere el ejercicio de la profesión en el mundo cambiante de hoy, es decir, con conocimientos técnicos y tecnológicos e información de avanzada para asumir los grandes retos de la sociedad.
La formación de valores es tan importante como el propio contenido que se imparte en cada una de las asignaturas, se trata, por lo tanto, que el sistema de conocimientos y habilidades tengan implícito los valores que se requieren formar.
La estrategia para la formación de valores debe quedar reflejada en los objetivos de la disciplina y cada una de las asignaturas, no de forma aislada, como en algunos casos se plantean objetivos educativos e instructivos, sino como una unidad dialéctica y a partir de la forma en que se trabajen los objetivos instructivos lograr el cumplimiento de los objetivos educativos (valores y convicciones).
Dentro de los objetivos instructivos existen elementos que van a contribuir al logro de los objetivos educativos, es decir a los valores que se desean formar.
Estrategias para la formación de valores en el proceso docente.
Para poder decidir la estrategia a seguir con relación al trabajo educativo el profesor deberá tener claridad en los siguientes elementos:
Conocimiento del desempeño profesional de la profesión para la que se debe educar a sus estudiantes.
Conocimiento general de Plan de Estudios de la carrera.
Correspondencia y lugar de la disciplina y asignatura con respecto al Plan de Estudios.
Definición de los objetivos y contenidos. Debemos entender por método aquella forma ordenada y sistemática de conseguir un objetivo. No podemos hablar de métodos únicos, existen métodos generales que pueden flexibilizarse de acuerdo al profesor y las características de los estudiantes.
Formas de docencia y evaluación.
Conocimiento de las características personales de sus estudiantes, tanto en el grupo que conforman como de forma individual, ya que tanto el aprendizaje como la educación son procesos individualizados sin dejar de tener presente la influencia del grupo.
Relación de la asignatura con los problemas del mundo real, pertinencia de los contenidos en el contexto social.
Búsqueda de lo multidisciplinario a través de la relación de los contenidos que se imparten en otras materias.
Desarrollo de una comunicación afectiva.
Utilización de métodos participativos en la resolución de problemas profesionales.
Detección de los principales problemas en el proceso de aprendizaje.
Claridad de que los valores no se instruyen y trabajar por su aprehensión.
Estudio realizado para la carrera de Ingeniería Mecánica en la asignatura Elementos de Máquinas.
Objeto fundamental de trabajo de la carrera, las premisas rectoras del plan de estudio y los modos de actuación del Ingeniero Mecánico.
Realización de una encuesta en los principales centros donde trabajan Ingenieros relacionados con la actividad de Diseño que nos permitiera conocer sus principales inquietudes y dificultades relacionados con esta actividad en la que tiene incidencia la disciplina.
Análisis vertical de la incidencia de la Disciplina en la Carrera.
Análisis horizontal de los objetivos de cada una de las asignaturas con los objetivos del año y su incidencia en el Proyecto Educativo.
Definición de los valores propios del ejercicio de la profesión en los que la disciplina puede incidir.
Se trabajó en el establecimiento del objetivo general de la disciplina.
Se hicieron los siguientes cambios:
Distribución del fondo de tiempo, planteándose un mayor por ciento para las actividades prácticas.
Se propuso el desarrollo de seminarios, estos se desarrollan con el auxilio de ejemplos reales de la producción o con ejercicios típicos que pueden encontrarse una vez graduado. Se les orientan a los estudiantes un grupo de problemas diferentes para cada equipo de trabajo y con un mayor grado de complejidad que los analizados en las clases prácticas, de modo que los estudiantes puedan mostrar un cierto grado de independencia y creatividad en la solución de los mismos. Estos seminarios son discutidos, de forma crítica, en el grupo por cada equipo de trabajo, lográndose finalmente la eficiencia esperada. Una valoración colectiva del trabajo realizado (que incluye la participación del profesor) permite lograr el colectivismo deseado.
Desarrollo de trabajos de control extraclase. Al igual que en los seminarios, pero de forma individual los estudiantes desarrollan diferentes problemas con variantes distintas para cada uno de ellos. Estos trabajos son discutidos en el aula, lo que permite darle soluciones colectivas a los problemas y fomentar el trabajo en grupos.
Este perfeccionamiento metodológico ha permitido como elementos fundamentales los siguientes aspectos:
Una estrategia para la comunicación educativa que propicia el buen desarrollo de cualquier tipo de actividad docente.
La introducción de la realidad del entorno teniendo como base la realización de tareas profesionales.
El análisis y la valoración de alternativas y sus consecuencias.
La sistematización del trabajo en grupo (equipos) en un ambiente pre-profesional.
La motivación para una autosuperación constante en los estudiantes.

INGENIERIA ESTRUCTURAL

La actividad profesional del ingeniero estructural se inicia con un bosquejo arquitectónico de la futura edificación, en el cual se comienzan a definir las dimensiones generales tanto en planta como en alzado. Compara las alternativas referentes al material básico de construcción: la conveniencia de usar concreto reforzado o pre esforzado, acero, madera, mampostería confinada o reforzada, aluminio u otras posibilidades más recientes. Asimismo define previamente las dimensiones longitudinales y transversales de los elementos estructurales. En la ingeniería estructural de las obras urbanas, el trabajo entre arquitectos e ingenieros resulta a menudo inseparable. Definidas las características geométricas preliminares se pasa al proceso de pre dimensionamiento de los elementos estructurales: dimensiones de las vigas y columnas, características de la cimentación, definición de escaleras, muros de contención, posición de ductos de aire acondicionado. Luego se evalúa las cargas que soportara la edificación: cargas muertas que son cargas que no varían dentro de la estructura ni a lo largo del tiempo; cargas vivas que varían en espacio o en el tiempo, por el ejemplo, el peso de los ocupantes y los muebles. El ingeniero a cargo debe analizar las fuerzas de reacción y deformaciones del esqueleto resistentes debido a las cargas. Para esto muchos ingenieros. Muchos ingenieros disponen de programas computarizados en sus oficinas para la solución de los problemas corrientes. Algunos de los programas empleados tienen capacidades graficas que generan dibujos de las fuerzas internas y deformaciones para muchos estados de carga. Si las fuerzas internas (torsión, momento flector y cortante) obtenidas del análisis resultan compatibles con las resistentes y las deformaciones se supone terminada la primera fase del procedimiento. Se pueden cometer errores al confiar demasiado en los resultados automatizados. Si algo falla y no hay quien revise el producto automatizado puede haber consecuencias como pérdidas humanas y de capital. Luego se procede al refinamiento del diseño: se trata de llegar a un modelo que resulte de modo razonable más económico y funcional; al decir razonable queremos decir que se tenga en cuenta la facilidad constructiva de lo que se analiza y se diseña. La fase de elaboración de los planos debe ser ejecutada por ingenieros de alta experiencia buscando que en definitiva los planos contengan lo que se debe de construir. Los planos de construcción deben de ser claros, indicando los materiales a usar, detalles de refuerzo, con las indicaciones precisas de las dimensiones y de las etapas previstas. Además deben de ser elaborados previendo que el constructor no se vea obligado a tomar medidas a escalas ni hacer deducciones. El ingeniero civil maneja diversos materiales en la especialidad estructural. Materiales homogéneos como el acero, la madera, el aluminio. El acero es el de mayor uso en perfiles de grandes dimensiones como los de sección I de alma llena, canal, angulares. Otro material muy utilizado es el resultado de la combinación del acero y el concreto, llamándose concreto reforzado o armado.